La cantidad de nuevas solicitudes de desempleo en Estados Unidos cayó la semana pasada a su mínimo en tres meses. Esto muestra el nivel de recuperación del mercado laboral y alimenta las expectativas de que la Reserva Federal insista con su política monetaria contractiva y de suba de tasas de interés para frenar la inflación.

Deja un comentario