Inicio Economia Tras la suba de tasas, el piso de emisión para pagar intereses...

Tras la suba de tasas, el piso de emisión para pagar intereses de las Leliq es de $2,3 billones al mes

123
0

17 de octubre 2023 – 00:00

El incremento en la tasa impacta negativamente en la compleja dinámica de la deuda cuasifiscal del BCRA y encarece los intereses mensuales que debe pagar sobre la deuda, que los analistas ya estiman en $2,38 billones por mes.

El BCRA subió la tasa de política monetaria al 133% tras dato de inflación de septiembre y encarece los intereses mensuales de las Leliq. 

El BCRA subió la tasa de política monetaria al 133% tras dato de inflación de septiembre y encarece los intereses mensuales de las Leliq. 

El crítico 12,7% de inflación de septiembre que dio a conocer el INDEC la semana pasada estuvo por encima de las expectativas del mercado y es la variación mensual más alta desde 1991. Así, la inflación acumuló un alza del 138% en los últimos doce meses. Está marcada aceleración inflacionaria llevó al Banco Central a subir la tasa de política monetaria por sexta vez en el año. Esta vez, la elevó en 15 puntos porcentuales en pos de evitar un mayor atraso de los rendimientos en pesos para contener los desarmes, reaccionar a la suba de precios y morigerar la presión sobre los dólares paralelos. Sin embargo, el incremento en la tasa impacta negativamente en la compleja dinámica de la deuda cuasifiscal del BCRA y encarece los intereses mensuales que debe pagar sobre la deuda, que los analistas ya estiman en $2,38 billones por mes.

La entidad presidida por Miguel Pesce subió la tasa de referencia (la de las Leliq a 28 días) a 133% nominal anual, lo que equivale a una tasa efectiva anual de 254,8% y una mensual de 11,1%. Esta medida, claro está, impacta sobre la evolución de los pasivos remunerados del Central, los cuales tomaron protagonismo en el primer debate presidencial cuando se mencionaron las Leliq (letras de liquidez). Estas son títulos de deuda emitidos por el BCRA para sacar pesos de circulación. Estos instrumentos únicamente están disponibles para los bancos que colocan dinero a la tasa fijada y, así, apalancan la remuneración de los plazos fijos de sus clientes.

El analista financiero Salvador Vitelli señaló que actualmente “el monto de los pasivos remunerados es de $21,7 billones, distribuidos en $14,8 billones en Leliq y Notaliq, y $6,9 billones entre pases y Lebaq”. Y agregó: “Con respecto al producto, ronda el 11%. El monto de emisión mensual que requiere para el pago de los intereses es de $2,38 billones a un mes vista, ya que a medida que va devengando el monto se va acrecentando”.

Esta dinámica viene representando un problema dado el crecimiento exponencial que tienen estos títulos. El stock de deuda remunerada del Central se duplicó en lo que va del año, pasando desde los $10,6 billones en enero hasta los $21,7 billones actuales. El principal motor del crecimiento que tuvo la deuda del Central en los últimos meses fue el pago de sus intereses. También incidieron la emisión que requirió la intervención del BCRA para sostener la curva de los títulos en pesos que licita el Tesoro y, anteriormente, la derivada de las primeras ediciones del programa conocido como dólar soja.

En esta línea, Vitelli señaló: “El crecimiento últimamente se debe al aumento de las tasas de interés y la misma esterilización del BCRA en su política monetaria. También, ante la crisis de la deuda en pesos vimos bastante activo al BCRA en la curva en pesos y eso en definitiva lo termina absorbiendo vía pasivos remunerados”.

Por su parte, Rodrigo Benítez, economista jefe de MegaQM, señaló que “los pasivos remunerados vienen creciendo nominalmente, pero no han aumentado con relación al PBI”. Al respecto, explicó: “La principal fuente de expansión es la tasa de interés que devengan, pero como viene siendo menor que la inflación el stock crece nominalmente, pero no en términos reales. Tanto el financiamiento al Tesoro como la intervención del BCRA en el mercado de deuda en pesos implican emisión, pero es menor a lo que se emite por los intereses de los pasivos remunerados. De todas maneras, es clave el punto anterior, que la tasa de interés es menor a la inflación y por lo tanto no crecen en términos reales”.

Deja un comentario